index_frijol

 

Descripción del cultivo de frijol

Tabla de contenidos

Historia. 2

Descripción botánica. 2

Cultivo del frijol 3

Gastronomía. 3

 

Como cultivar frijol 8

Método 1 de 3: Planifica como cultivar frijoles. 9

Método 2 de 3: Planifica como cultivar guisantes. 9

2     Escoge una variedad de frijoles que sea de tu gusto y crezca bien en el lugar. 10

    1  Decide el número de plantas que quieres, 10

2 Consigue algunas semillas. 10

3 Siembra las semillas. 11

4 Dales un soporte. 12

5  Establece un régimen de regado. 13

Míralas crecer 14

 

Bibliografías. 15

 

 

 

Tabla de figuras

Gráficos. 6

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Datos almacenados: regresarHistoria

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/4/4f/Dycotyledon_seed_diagram-es.jpg/220px-Dycotyledon_seed_diagram-es.jpgPhaseolus vulgaris es la especie más conocida del género Phaseolus en la familia Fabaceae con unas cincuenta especies de plantas, todas nativas de América. Es una especie anual, que se cultiva en todo el mundo. Existen numero  sas variedades y de ella se consumen tanto las vainas verdes como los granos secos

Es uno de los alimentos más antiguos que el hombre conoce; ha formado parte importante de la dieta humana desde hace miles de años. Se encuentra entre las primeras plantas alimenticias domesticadas y luego cultivadas. El frijol común empezó a cultivarse hace aproximadamente 7000 años A.C. en el sur de México y Guatemala. En México, los nativos cultivaron los frijoles blancos, negros y todas las demás variedades de color. También semillas pequeñas y semillas grandes. Puesto que las culturas mesoamericanas de México cruzaron el continente americano, estos frijoles y las prácticas de cultivo se propagaron poco a poco por toda Sudamérica a medida que exploraban y comercializaban con otras culturas.[cita requerida] Cuando los conquistadores de la Península Ibérica llegaron al Nuevo Mundo, florecían diversas variedades de frijoles. Cristóbal Colón les llamó 'faxónes' y 'favas' por su parecido a las habas del viejo mundo, los aztecas los llamaban 'etl', los mayas 'búul' y 'quinsoncho', los incas 'purutu', los cumanagotos de Venezuela 'caraotas', en el Caribe les denominaban 'cunada', los chibchas 'histe' (González, 1987). Los primeros exploradores y comerciantes llevaron posteriormente las variedades de frijol americano a todo el mundo, y a principios del siglo XVII, los frijoles ya eran cultivos populares en Europa, África y Asia   (Wikipedia, 2014)

 

 

Datos almacenados: regresarhttp://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/1/1e/Common_Bean%2C_blossoms.jpg/220px-Common_Bean%2C_blossoms.jpgDescripción botánica

Son planta herbáceas anuales, erectas o trepadoras, de tallo pubescente o glabrescente cuando adultas. Las estipulas de las hojas tri-pinnadas son de forma lanceolada y de tamaño medio-centimétrico. Los foliolos son anchamente ovados o ovado-romboidal, los laterales, implantados oblicuamente, miden 4-15 por 2,5-10 cm y son pubescentes con base redondeada o anchamente cuneada, de bordes enteros y ápice acuminado. Las flores se disponen en racimos usualmente axilares, más cortos que las hojas. Las bractéolas, persistentes, son habitualmente de longitud igual o algo superior al cáliz que es cupuliforme, bilabiado, de 3-4 mm, con 5 sépalo soldados y con el labio superior bidentado emarginado y el inferior tridentado. La corola, que puede ser blanca, amarilla, violácea o roja, tiene el estandarte centimétrico suborbicular y reflejo, las alas obovadas adheridas a la quilla, también centimétrica y con ápice espiralmente retorcido. Los estambres son diadelfos (9 soldados y 1 libre) mientras que el ovario es pubescente con el estilo espiralmente torcido de 360º o más y con estigma oblicuo. Dicho gineceo deriva en una legumbre lineal-oblonga de unos 10-15 por 1-1,5 cm, algo curvada e hinchada, glabra, picuda y con 4-10 semillas oblongas ariñonadas de muy diversos colores y tamaños, usualmente 1-2 por 0,5-1,5 cm

(Wikipedia, 2014)

 

 

 

 

 

 

 

Datos almacenados: regresarCultivo del frijol

El frijol prospera en climas fríos y cálidos, tiene variedades trepadoras y enanas. Se cultiva en suelos no muy salinos, con índice medio de lluvias.

 

Se cultiva en lugares donde el calor del sol llegue al tallo de la planta.

 

Aunque admite una amplia gama de suelos, los más indicados son los suelos ligeros, de textura silíceo-limosa, con buen drenaje y ricos en materia orgánica. En suelos fuertemente arcillosos, muy calizos y demasiado salinos vegeta deficientemente, siendo muy sensible a los encharcamientos, de forma que un riego excesivo puede ser suficiente para dañar el cultivo, quedando la planta de color pajizo y achaparrada. Los valores de pH óptimos oscilan entre 6 y 7,5, aunque en suelo enarenado se desarrolla bien con valores de hasta 8,5. Si el suelo es ligero y arenoso, se añade una cantidad abundante de turba húmeda, abono o estiércol maduro. Si el drenaje no es bueno se forma un cúmulo o montecito y se siembra en su parte superior. Si el suelo es muy ácido se agrega cal

 

(Wikipedia, 2014)

 

 

Datos almacenados: regresarGastronomía

En muchos países de América estos granos son un plato esencial y se cocinan de diversas maneras.

 

En Venezuela, se les llama caraotas y forman parte del plato más tradicional del país que se consume durante todo el año, conocido como "pabellón criollo". Éste es muy rico al paladar porque además de tener estos granos guisados, incluye arroz blanco, carne (corte de falda de ganado vacuno) mechada guisada y tajadas (plátano maduro) fritas. También se preparan en sopas con carne de cochino (marrano, cerdo) o pollo. Se les guisa con patas de cerdo. Estos platos varían según las regiones, en algunas le añaden azúcar. Un dato curioso es que en el oriente de esta nación, especialmente en el estado Sucre, las caraotas son guisadas y servidas con queso rallado como relleno de ricas empanadas. Esta última combinación se le conoce coloquialmente con el nombre de dominó debido al contraste entre el color negro de los granos y el blanco del queso.

 

En México, El Salvador, Guatemala y Honduras, donde se les denomina frijoles, se consumen cocidos, llamados comúnmente "de la olla", triturados y fritos tradicionalmente con manteca de puerco, o bien con aceite de maíz después de haber sido hervidos y se les conoce como «frijoles refritos» generalmente se consumen acompañados de tortillas de maíz. También existen otras variantes como los «frijoles charros», «frijoles puercos», «enfrijoladas», sopa de frijol, frijoles con chorizo, etcétera.

 

En Honduras se consumen como: baleadas, con tortilla de trigo, maíz, en sopa de cardán, que es sopa de frijol con chicharrón y guineos y leche de coco, fritos; esta la variante con costilla de cerdo, cocidos a cualquier hora y tiempo de comida, es el principal acompañamiento para cada plato principal.

 

En Cuba se conoce como frijoles y se consumen las legumbres secas en potajes elaborados con verduras y especias aromáticas siempre acompañadas con arroz.

 

En República Dominicana es parte esencial de la gastronomía, ya que se cultivan casi todas las variedades y se consume de diversas maneras. Un postre típico son las «habichuelas con dulce» que consiste en el licuado y colado de la variedad roja de esta especie, agregándoles diferentes ingredientes tales como leche evaporada o de coco, azúcar, canela, sal, pasas, batata y galletas de leche. Es muy popular en épocas de Cuaresma.

 

En muchos países de América es común la mezcla de arroz con frijoles o porotos. Los frijoles son ricos en un aminoácido llamado lisina y pobres en metionina, en cambio el arroz es pobre en Lisina y alto en metionina. En Nicaragua y Costa Rica se le llama «gallo pinto» y en El Salvador y Honduras se llaman «casamiento». En República Dominicana y Cuba este platillo típico se le conoce como « arroz moro», y consiste en frijoles negros con arroz blanco acompañado de carne guisada. En algunas regiones de Cuba a este plato típico también se le llama «congrí». Hay quien opina que este nombre proviene del francés CongRiz (o arroz congo), pues así llamaban los emigrantes franceses que llegaron de Haití al oriente de Cuba a este plato. Otras versiones afirman que proviene del inglés concrete y significa ‘hormigón’, debido a que los estadounidenses que acudían a la isla consideraban que los frijoles eran demasiado duros.

 

En el Perú la mezcla del arroz con frijoles, se le conoce con el nombre de «tacu tacu», típico plato peruano, que posee una consistencia compacta y es dorado y muy sabroso. También se prepara el frijol como dulce llamado «frejol colado», el cual se consume como relleno en algunos bocaditos chinos o simplemente como un delicioso postre. El frijol también es usado en sopas como el «menestrón» y el «shambar» o preparado en guisos como la «frejolada».

 

En las comunidades guaraníes de Bolivia (especialmente en la capitanía de Alto Parapetí) y en Paraguay se consume un platillo llamado «cumanda», que consiste en cocer las semillas y, después de molidas, mezclarlas con legumbres. Se le da una forma apanada, apta para comer cocida, frita o al horno. También se preparan flanes, refrescos y panes con su harina.

 

En Chile, en donde se conocen como porotos forma parte de la comida típica, como por ejemplo, los «porotos con riendas»; porotos preparados con pasta de trigo (generalmente tallarines). Otros ejemplos son «porotos con chuchoca» o «porotos con papas» (consumidos en el mundo rural) y «porotos granados» que son porotos preparados con choclos desgranados molido, zapallo y albahaca. También con mote de trigo (y que se consumen principalmente en el centro del país).

 

En Colombia se conocen como fríjoles o granos, y forman parte fundamental de la cocina de la Costa Caribe y Antioquia. En la Costa Caribe se preparan guisados las zaragozas (variedad de fríjol rojo), las arvejas, los fríjoles cabecita negra, las lentejas, los palomitos, las caraotas o zaragozas negras y variedades de fríjol rojo, y se comen acompañados de alguna carne y arroz básicamente, y es muy común añadir también tajadas de plátano maduro fritas. También se preparan en sopas (de zaragoza, de arvejas, de fríjol cabecita negra, de lentejas, de guandú), en arroces (de fríjol cabecita negra, de lentejas, de guandú) y en dulces (guandú). En Antioquia, los fríjoles rojos son componente fundamental de la bandeja paisa y de los fríjoles con garra (tocino), patica o pezuña de cerdo. Otros granos son el palomito, la caraota y variedades de fríjoles rojos como el cargamanto.

 

En Ecuador se le conoce como frejol o poroto, y su preparación más común es cocerlo hasta que empieza a deshacerse de su forma (los granos se mezclan y forman un guiso), lo que se le llama menestra (la puede ser también de lenteja, alberja, etc.). Es muy común servirla con arroz y carne de res, cerdo o pescado.

 

En España se consumen las legumbres secas en multitud de guisos y cocidos, a veces en forma de ensalada: ensalada de judías. Algunos de los platos pueden ser tales como el cocido montañés, la fabada, el potaje de alubias de Saldaña o las alubias de Tolosa. También se preparan con arroz, en el plato llamado «moros y cristianos». Famoso es el arròs amb fesols i naps (plato típico de Valencia), que es un rico guiso hecho de alubias blancas (a las que los valencianos llaman fesols), patata y nabo. También es originario de Cataluña las "Seques amb botifarra", (alubias blancas con butifarra), plato típico de esta comunidad. En Ávila es plato típico las judías con chorizo y las de El Barco de Ávila. También son muy conocidos los judiones de La Granja (Segovia). Con habas secas de la especie Vicia faba se hacen los michirones murcianos y estas mismas habas, las secas y grandes, son las que se usan para la tapa habas con jamón, muy típica de cualquier bar, por lo menos en Valencia.

(Wikipedia, 2014)

 

 

 

Datos almacenados: regresar
 


Gráficos

https://encrypted-tbn0.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcRhmy7uZRHrm44oGYHzM4k0v1gi5OOehFdIvRDwNwDgdBKmST0Z

 

 

 

 

https://encrypted-tbn2.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcTfgvJr-JlDpCgZZut6K95Oxd1fBmSBzt5Auo0iifKOXXD2A6E8http://biolarioja.com.ar/biolarioja/Biologia/Seccion%206/36-7a.jpg

 

https://encrypted-tbn2.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcTl-zKf1S369gCuklKv7rKp1eW7s6Q8DpKJZVuZU6ea3vjDA4mE

 

 

 

 

 

 

 

Datos almacenados: regresarComo cultivar frijol

 

Método 1 de 3: Planifica como cultivar frijoles

    1

    Busca un buen lugar. Los frijoles crecen mejor a pleno sol (sin filtros), que se puede definir como al menos 6 horas de sol por día. Crecen muy bien en los climas más templados tales como en Sudamérica. Algunas variedades de guisantes, tales como los cultivados en campos de maíz usando el método de "las tres hermanas" (ej. planta de frijoles junto a plantas de maíz con calabaza en la base), son más tolerantes a la sombra y producirán igual con poca luz solar o con menos de 6 horas de luz solar por día

( Pamela Gonzalez)

 

        Prepara una tabla solar para determinar cuál lugar de tu jardín o patio será mejor para los frijoles

2

Escoge una variedad de frijoles que sea de tu gusto y crezca bien en el lugar. Cada una tendrá diferentes requerimientos de espacio, sembrado, y cosecha, sin mencionar los diferentes sabores. Algunos frijoles (como las habichuelas) que se cultivan para comer crudas - con todo y vaina - mientras que otros son para sacar de la vaina, secar y luego usar en comidas. Hay dos categorías principales de frijoles:

 

    Los frijoles de caña que crecen altos y deben ponerse en un armazón. No solo son muy vistosos sino que además usan más espacio vertical.

    Los frijoles de arbusto son compactos y no necesitan soporte. Ya que no hacen mucha sombra, los puedes sembrar alrededor de otras plantas.    

( Pamela Gonzalez)

 

 

 

 

 

 

 

 

Método 2 de 3: Planifica como cultivar guisantes

 

    1

    Elige un buen lugar

. Aunque los guisantes normalmente necesitan mucho sol, lo que se define como al menos 6 horas de sol por día, también son preferibles los climas más fríos para cultivarlos. Si vives en un área cálida, siembra tus guisantes en un lugar donde reciba sol no demasiado intenso, o tenga sombra durante las horas más calurosas. (Un lugar parcialmente sombreado por un árbol o un seto es ideal porque las hojas que crezcan darán más sombra en la estación más calurosa).

        Prepara una tabla solar para determinar cuáles lugares de tu jardín o patio son más apropiados para cultivar guisantes.

 

( Pamela Gonzalez)

2     Escoge una variedad de frijoles que sea de tu gusto y crezca bien en el lugar.

Cada una tendrá diferentes requerimientos de espacio, sembrado, y cosecha, sin mencionar los diferentes sabores. Además, algunas son altas y deben tener un sistema de soporte (lo que puede ser muy bueno para utilizar espacio vertical), mientras que otras son más compactas (y no darán sombra a otros lugares del jardín). En general existen tres categorías de guisantes:

 

    Guisantes ingleses (también conocidos como de jardín) que crecen solo de semilla y debes pelaras después de cosecharlas. Hay variedades de alto y bajo crecimiento.

    Guisantes de nieve (también conocidos como de azúcar) se cultivan tanto por sus vainas dulces y achatadas como por sus semillas. No es necesario pelarlas, ya que son totalmente comestibles, pero su gusto es mejor cuando se cosechan siendo pequeñas. Hay variedades de alto y bajo crecimiento.

    Los guisantes de azúcar también se cultivan por sus semillas y por las vainas que son comestibles aunque éstas son mas gruesas que las de los guisantes de nieve y se parecen más a las habichuelas. Vienen solo en variedades trepadoras.

 

    1  Decide el número de plantas que quieres,

 basando tu decisión en el espacio que cada variedad requiere. Si decides sembrar filas, asegúrate de dejar suficiente espacio entre ellas para tener un fácil acceso, particularmente si eliges una variedad alta.

 

 

 

 

2 Consigue algunas semillas.

 Estas son los mismos frijoles o guisantes, por supuesto, lo que significa que, a diferencia de las otros tipos de semillas las necesitarás relativamente frescas. Los guisantes y frijoles frescos de un mercado de granja estarán bien; si son de supermercado podrían funcionar, pero no sabrás la variedad exacta y muchas quizá no broten. Como una alternativa, podrías comprar semillas secas siempre que no sean muy viejas (revisa la fecha en el empaque). Las semillas desecadas del supermercado pueden funcionar, pero deberías mejor conseguir las orgánicas (para asegurarte que no hayan sido tratadas para no brotar). Los frijoles y guisantes congelados, o enlatados no sirven.

 

    Controla los frijoles secos antes. Empapa algunos en agua, luego ponlos en una toalla de papel húmeda y envuélvelos. Mantén la toalla húmeda (salpica con agua una vez al día), y en dos o tres días ábrela y míralos. Si hay pequeños brotes asomando de los frijoles partidos, es una buena señal de que son sanos para poder plantarlos. (En realidad, planta esos brotados primero) Si aún no han brotado, dales un par de días más y si tampoco brotan busca frijoles de otro lugar; y si los frijoles se han vuelto mohosos, puedes probar otra vez con menos agua, pero es probable que igual necesites buscar nuevos

 

3 Siembra las semillas.

Empuja tu dedo dentro de la tierra hasta cerca de la primer falange (1-1.5", 2.5-5cm) y luego pon la semilla en el hueco. Vuelve tapar con la tierra (para asegurar el contacto que es crítico para la germinación) y riega "suavemente" (para evitar que la semilla quede expuesta). Ejemplo: toma agua con la mano y échala donde sembraste la semilla.

 

    Aunque todo depende de la variedad, los frijoles se siembran unas dos semanas antes de la fecha de la última helada fuerte en la primavera. Busca una temperatura de tierra de unos 60°F (16°C). Ten en cuenta que las variedades con semillas de colores germinan más fácilmente en tierras frías que las variedades de semillas blancas.

    Los guisantes comúnmente se plantan alrededor de seis a ocho semanas antes de la última helada fuerte (temperatura del suelo 50°F/10°C o más). Algunos guisantes (guisantes de nieve y de azúcar) son plantas que crecen mejor en temperaturas frías y en primavera u otoño en la mayoría de los climas. Nuevamente, las variedad particular de guisantes que elijas, tendrá sus propios requisitos.

        En áreas como la de la Bahía de San Francisco, los guisantes crecen bien si se plantan en febrero y producen hasta fines de mayo o principios de junio, cuando las plantas se secan. Plántalas nuevamente en septiembre/octubre (mientras todavía está cálido) y producirán hasta diciembre o enero.

    Si compras paquetes de semillas para sembrar, te aconsejarán sembrar en principio más de lo que necesitas y luego reducir el número para hacerlo más manejable. Puedes hacer eso, pero recuerda que si no las reduces lo suficiente o a tiempo, las semillas terminarán compitiendo por los nutrientes, volviéndose muy débiles y hasta pueden morir.

    También puedes sembrar las semillas más o menos en el lugar donde las quieras. Algunas no germinarán, entonces siembra algunas más para asegurarte que serán suficientes. Por ejemplo, si las semillas deberían tener un espacio entre ellas de unos 6" (15cm) siembra 3 o 4 cada 6". No las plantes demasiado cerca pues si todas germinan será difícil quitar las que sobran sin dañar las que quieres conservar.

    Plantingpeas_848.jpg

    Si siembras frijoles o guisantes en una área extensa a mano, podría ser un trabajo que te rompa la espalda. Considera la posibilidad de usar una sembradora de rueda (como aparece en la foto) o una sembradora que puedas unir a un tractor.

    Dependiendo de la variedad y si las siembras frescas, secas o pre-germinadas, espera ver los primeros brotes en la superficie entre 2 y 10 días.

510300179_549b4b6d7d_478.jpg

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

4 Dales un soporte.

La mayoría de los guisantes y frijoles son plantas enredaderas. Entonces necesitarás algo para que se trepen: una cerca, una red colocada entre dos postes, postes individuales para cada planta, o un tipi para frijoles (hecho de 3 o 4 postes de bambú atados en la parte superior). Lo mejor es tener un soporte listo para "plantar" mientras siembras las semillas. Los soportes te ayudarán a marcar la ubicación de las semillas.

 

    Si quieres cultivar tus guisantes a lo largo de una cerca alambrada - particularmente una lindera a la propiedad de tu vecino - no debe importarte sacrificar las partes de las plantas que pasen para el otro lado. Si el sol da al lado opuesto de la cerca, probablemente no sea una buena idea usarla como soporte; las plantas crecen hacia la luz del sol y sólo producirán unas pocas vainas hacia tu lado

 

5  Establece un régimen de regado.

 Riégalas al menos diariamente - y con más frecuencia si está seco - pero recuerda que demasiada agua es tan malo como no regarlas. Para examinar la humedad, mete un dedo en la tierra. Si éste sale mojado o embarrado, significa que estás regando demasiado; debería salir de húmedo a seco.

 

    Riega con una "lluvia" de agua de la manguera o regadera. No pongas la manguera directamente sobre las semillas; las harás desaparecer o se ahogarán.

 

http://pad3.whstatic.com/images/3/38/Beans_594.jpg

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

http://pad3.whstatic.com/images/thumb/5/53/Pea_flowers.JPG/412px-Pea_flowers.JPG

 

 

 

 

 

 

 

Míralas crecer

. Las flores empezarán a aparecer un par de semanas después que los brotes asomen. (Las flores de frijoles y guisantes tienen diferentes colores, incluyendo blanco, rosa, y lila, de modo que podrías poner algunas en tu jardín como adorno). Cuando las flores se secan, una vaina de guisantes/frijoles empezará a crecer en el mismo lugar

 

 

Cosecha las vainas. Si tu variedad es de vaina comestible, recógelas y consúmelas cuando estén abultadas y suaves. Si no es una variedad de vaina comestible, espera hasta que las vainas estén redondas y puedas ver los pequeños bultos de los guisantes/frijoles dentro. Recógelos, abre las vainas y usa los frijoles/guisantes de dentro.

 

    Algunos, como los guisantes de nieve, saben mejor cuando se cosechan jóvenes.

    Coséchalos el mismo día que intentas usarlos. El sabor comienza a decaer tan pronto los cosechas.

    Siempre cosecha las vainas antes de que se hagan demasiado viejas. Solo una probadita a una vaina demasiado grande y sabrás por qué: aunque no sean dañinas si las comes, no son demasiado sabrosas, tampoco. La textura es áspera y terrosa y pierden su dulzura.

 

 

 

 

 

 

http://pad3.whstatic.com/images/thumb/b/b0/Snap_pea_pods.JPG/412px-Snap_pea_pods.JPG

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja unas pocas vainas que maduren completamente cerca del final de la estación de cultivo. Asumiendo que te gustó la variedad, puedes usar las semillas para sembrarlas el próximo año.

 

 

( Pamela Gonzalez)

 

 

 

 

 

 

Datos almacenados: regresarBibliografías

 

Pamela Gonzalez, O. A. (s.f.). wikiHow. Recuperado el 14 de Marzo de 2014, de http://es.wikihow.com/cultivar-frijoles-y-guisantes-%28ch%C3%ADcharos%29

 

Wikipedia. (4 de marzo de 2014). Wikipedia, La enciclopedia libre. Recuperado el 14 de Marzo de 2014, de http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Phaseolus_vulgaris&oldid=72973312

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Vicente García Barragán

14/03/2014

dregon_sello@hotmail.com /dergon_sello@yahoo.com.mx